Acerca de

No Comments »

A mi edad considero un privilegio inestimable la posibilidad de poder exponer en un blog mis inquietudes, mis denuncias, mis satisfacciones y mis miedos sobre el mundo que me ha tocado vivir.

Y agradezco enormemente a Internet que me permita publicar las temerarias opinoreflexiones con las que humildemente pretendo encontrar o remarcar otros caminos que nos lleven a actuar con verdadera generosidad ante las vicisitudes de nuestra común existencia. Pero eso sí, siempre respetuoso, al máximo de los máximos, con el ser humano, pero nunca, nunca, con las filosofías, ideologías, religiones o instituciones que tanto daño y dolor nos han producido a lo largo de la Historia.

También quiero reconocer la oportunidad, impensable hace pocos años, de poder comunicarme desde aquí con cualquier ciudadano del mundo. Con cualquiera que tenga la posibilidad de leer mis escritos y a la sazón yo los suyos. Algo que en otra época hubiera sido tan quimérico como dar la ocasión al receptor de un mensaje contenido en una botella lanzada al mar, de contestar con otra al remitente.

Siempre con cariño y mala leche.
Tucho Balado

Dejar respuesta

 

Entradas recientes